El hambre

El hambre que tenemos cada cual en su mayor o menor grado es una llamada que reside en cada uno de nosotros. Hay gente que esta sed le rasga el corazón, un dolor que está más allá del cuerpo. Es un sufrimiento del alma que trasciende cualquier explicación y hace sentirse solo a cualquiera. Por eso es tan importante reconocer que siendo tan jóvenes, estemos tan bien acompañados, es una auténtica bendición todo esto que tenemos. Recordad que en esta vida solo buscamos el amor hacia nosotros mismos a través de todas las cosas. Hay personas que se engañan intentando encontrarse y se tiran años. Nosotros con 20 años ya lo tenemos todo, solo nos falta la verdadera disposición a reconocer ese TODO. Espero que os sirva de algo esto que estoy compartiendo con vosotros. Y no os olvidéis que el Maestro está en cada uno de nosotros, y aunque sí que sea necesario reunirse con el de vez en cuando, siempre nos está esperando a que le reconozcamos en su verdadera dimensión, la cual solo está en nuestro “corazón”. Mis bendiciones hermanos míos, os llevo a cada uno conmigo, a cada cual por igual.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s