En secreto

Meditando en la noche profunda, embriagado de silencio. De vuelta en esta melancólica y fría ciudad, tras estar en el humilde jardín, donde la belleza encuentra, a todo aquel que desee entrar, desnudo, sin que uno mismo lo llegue a notar. Uno solo puede estar agradecido, ya que allí uno despierta del sueño, comienza a apreciar la vida; rebosa ésta a cada instante, en cada perfume, en cada sabor, en cada palabra de generosa verdad, en cada bondadosa presencia que riega este sacro lugar. Sagrado, si, sagrado como el amar.

 Allí comprendí el misterio que la verdad oculta, al escuchar en calma a aquel que llamaba escondido, velado en mi corazón. El corazón, guardián de este fuego de amores, manantial de eterna vida. ¿Cómo no vivir locamente enamorado, si eso es la vida a cada instante, amor recibido y amor dado? En este mar de paz, es esta naturaleza real, la que como loco, en silencio atesoro en mi corazón.

Ahora, mi paladar a vino. Embriagado del amor aquí me encuentro. Este tesoro me ha sido revelado como un susurro, como el arrullo del agua, esa que de mi corazón brota. Jamás divisé tan magnífica realidad, ahora solo deseo poderla atesorar.

Jonsu.

 


Una respuesta a “En secreto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s